sábado, junio 22, 2024

La casa de los horrores de Colmenar: el juez levanta la orden de alejamiento del médico investigado por maltratar a sus ocho hijos

publicidad

Pordría interesarte...

El fiscal se opuso a dicho levantamiento

El juez de Primera Instancia número 4 de Colmenar Viejo ha acordado levantar la orden de alejamiento de su mujer impuesta al médico de Colmenar Viejo detenido por presunto maltrato a sus hijos al entender que no hay indicios de la existencia de un riesgo objetivo para la víctima. Ordena que se dejen sin efecto las medidas cautelares acordadas el pasado 30 de junio. Lógicamente, el fiscal se opuso al sorprendente levantamiento.

El médico del servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón y su esposa se encuentran en libertad provisional después de ser detenidos a finales de marzo. Una de sus hijas alertó en el colegio de presuntos episodios de malos tratos a manos de su padre hacia ella y sus hermanos en el domicilio familiar.

El juez Javier Abella toma ahora esta decisión después de que la madre de los pequeños haya negado haber sido maltratada frente al testimonio de algunos de sus hijos. Una de las chicas manifestó ante el juez que en una ocasión vio a su madre un ojo morado por un supuesto golpe, como bien ha informado el diario La Razón.

Según el juez, “no existe indicios de la existencia de un riesgo objetivo y presente parala víctima, pues de la declaraciones que se han ido tomado y más allá de construir indicios sobre la comisión delictiva, lo que se ha ido diluyendo es la existencia de un riesgo objetivo y presente para la víctima”.

Nuevas declaraciones de los menores

Ante el juez ya han comparecido varios de los menores y hay nuevos señalamientos para el próximo mes de junio. Una de las niñas fue la que alertó en el colegio de que lo estaba sucediendo en su casa, lo que propició el pasado 29 de marzo la detención del matrimonio.

La Guardia Civil acusa al matrimonio de maltratar a sus ocho hijos, a quienes obligaban a “malvivir” en una habitación, teniendo prohibido pisar el salón. Los menores eran castigados mediante maltrato físico o dejándolos a la intemperie en el patio de la vivienda.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad