sábado, abril 20, 2024

Un anestesista introduce su pene en la boca de una mujer embarazada en pleno parto durante una cesárea

publicidad

Pordría interesarte...

Ocurrió en Brasil y los ‘compañeros’ de este individuo, sospechando de las prácticas de este médico, lo grabaron con un teléfono móvil

Surrealista, lamentable…pero cierto. Ya nada nos puede sorprender.

Ha ocurrido en Brasil pero la noticia ya vuela por medio mundo.

El médico Giovanni Quintella Bezerra fue detenido el pasado domingo por violación. El anestesista abusó de una paciente mientras estaba sedada y se le practicaba una cesárea en el Hospital de la Mujer de Vilar dos Teles, São João Meriti, municipio de la Baixada Fluminense (Brasil). Las enfermeras del equipo que realizaba la operación sospechaban desde hace meses de su comportamiento y lograron filmarlo en el acto con un teléfono oculto.

El vídeo registra a la perfección como este delincuente introduce su pene en la boca de la paciente en pleno parto.

Enfermeras y médicos del hospital llevaban meses sospechando las prácticas de este individuo. Así que, consiguieron colocar un teléfono móvil que grabase a esta persona en pleno acto y poder así denunciarlo.

Dicho y hecho. La noche del pasado domingo Bezerra fue sorprendido abusando de una embrazada durante una cesárea. Las imágenes han servido como prueba para la detención del médico.

La cantidad de sedante suministrado a las pacientes era excesivo y eso fue lo que levantó las sospechas.

Por desgracia, ese mismo domingo Bezerra intervino en dos operaciones más, pero no se pudieron conseguir grabaciones. Sí en la tercera, en la que se aprecia como este anestesista se acerca a la mujer embarazada e inconsciente por la sedación.

En un lado está el equipo médico que lleva a cabo la intervención y por otro lado, a un metro, se ve a este individuo, con una sábana de por medio, como se baja la bragueta, saca el pene y lo introduce en la boca de la mujer.

Este acto dura cerca de diez minutos. Mientras se produce el abuso, el anestesista se mueve por la sala para no levantar sospechas. Cuando termina coge un pañuelo y limpia la boca de su víctima.

La Policía investiga ahora si hay más víctimas.

Sinceramente…poco vamos a decir más de esta noticia…porque lo único que se nos ocurre son burradas de todo tipo.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad