lunes, junio 17, 2024

Extranjero es sorprendido por la policía mientras violaba a una chica en Zaragoza

publicidad

Pordría interesarte...

Se desconoce la nacionalidad del presunto agresor

Se desconoce la nacionalidad del ‘extranjero’…no hay manera de conseguirla…ya sabemos por dónde van los tiros…

Todo gracias a un vecino, que sospechó lo que estaba ocurriendo en la entrada de un bloque de viviendas en Zaragoza. El testigo vio como una mujer estaba intentando entrar al portal pero un hombre se lo impedía, por lo que no se lo pensó dos veces y dio la voz de alarma a las autoridades.

los hechos ocurrieron el pasado 11 de diciembre pero ha sido ahora cuando han trascendido a los medios de comunicación.

Ese día un coche de la Policía Nacional se encontraba en las inmediaciones de la zona señalada en el aviso y rápidamente acudió a la llamada.

Al llegar los agentes al sitio en cuestión, un vecino les informó desde la ventana de su vivienda donde era el portal señalado. Como estaba abierto, las autoridades entraron al interior que estaba totalmente oscuro, pero nada más acceder escucharon gritos de una mujer pidiendo auxilio.

Cuando los agentes encendieron la luz, se encontraron con una mujer tirada en el suelo y un hombre de rodillas junto a ella. Al verse sorprendido, intentó huir pero fue interceptado por los agentes. Comenzó así un fuerte forcejeo. El presunto violador llegó a golpear con la puerta a uno de los policías, dejándolo aturdido.

Debido a la agresividad del responsable tuvieron que pedir unidades de refuerzo, momento que el agresor volvió a la carga para intentar que los agentes pidiesen refuerzos.

Golpes, patadas…por suerte consiguieron neutralizar al supuesto violador, de nacionalidad extranjera y detenerlo por agresión sexual y otro por atentado contra la autoridad.

Cuando los agentes fueron para ver como estaba la chica agredida, ésta, entre llantos y con sangre en rodillas y manos, apuntó que el agresor era conocido suyo, ya que son del mismo país y que accedió a que la acompañase a su casa después de verse en un bar. Cuando llegaron al edificio, este hombre comenzó a realizarle tocamientos y ante la negativa de la mujer fue cuando se produjo la agresión.

La mujer, a la que atendieron después en urgencias, explicó que el individuo le bajó los pantalones por la fuerza para agredirla sexualmente, llegando a introducir un dedo en su vagina. Fue entonces cuando se produjo la intervención de la Policía, que evitó prolongar la agonía de la víctima y detener al agresor. Este resultó ser F. O. O. A. y estar domiciliado actualmente en el municipio zaragozano de Mediana de Aragón.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad