lunes, abril 22, 2024

El drama de un padre que lucha desesperadamente para que su exmujer no castre químicamente a su hijo de nueve años

publicidad

Pordría interesarte...

Esta ‘fémina’ se trasladó a California con el menor para someterlo a la intervención

Este es el futuro de nuestra sociedad ‘progre’; manipular a los más pequeños e inducirlos a tomar decisiones que pueden marcar dramáticamente el resto de sus vidas.

Jeff Younger, un padre de Texas, está luchando sin cuartel para que su exmujer no cometa una auténtica barbarie. Al parecer, y siempre según este hombre, su expareja quiere castrar químicamente a su hijo de nueve años.

Este padre, que se postuló sin éxito para la legislatura estatal de Texas haciendo campaña en una plataforma anti-trans, apareció ante los medios y compartió un vídeo que pretende mostrar a su hijo identificándose como una niña.

En dicho vídeo se puede ver como le preguntan al menor si es un niño y éste responde que no, que es una niña. Así se lo dijo su madre y le puso vestidos.

“Se me heló la sangre cuando me di cuenta de lo que había planeado para el niño”, declaró el padre de la pobre criatura.

Younger afirmó que su exesposa había trasladado deliberadamente a su hijo y al hermano gemelo del niño a California pocos días antes de que entrara en vigor la ley estatal de ‘refugio trans’ el día de Año Nuevo.

Según el padre del menor, la madre comenzó a manipular al pequeño desde que el niño tenía solo dos años. Al mismo tiempo, trató de inscribirlo en una clínica de género en Dallas a los cinco años.

“Los registros del pediatra muestran que ella tenía la intención de castrarlo químicamente a los 8 o 9 años, su edad actual. ¿Y luego se muda mágicamente a California? No creo que esto sea un accidente“, apuntó Younger.

Por su parte, la madre apunta a que su hijo en transgénero, prefiere usar vestidos y que lo llamen Luna…

En fin…tal vez sea demasiado pequeño para tomar tal decisión que va a marcar el resto de su vida, pero con madres así está claro que la manipulación de los más pequeños está a la orden del día, sin importan que sea tu propio hijo. Por cierto, esta mujer es pediatra…

Un terapeuta de género que evaluó a James le recomendó que comenzara la transición usando vestidos y haciéndose llamar ‘Luna’ después de que su madre dijera que el niño pidió un «juguete de niña» y quería ser uno de los personajes femeninos de la película de Disney ‘Frozen’.

Tendencias impuestas

El padre destaca que dichas tendencias han sido impuestas al menor por parte de la madre. Además, apuntó que el personal de la antigua escuela de su hijo en California estaba en connivencia con su exesposa y ayudó en secreto a la transición del niño.

En 2019 un juez ordenó que ambos hermanos gemelos permanecerían bajo custodia compartida, pero sólo dos años después otro juez le dio la custodia a la madre porque sí, pero ojo, porque una resolución judicial posterior dejaba bien claro que “ninguno de los padres puede tratar a un niño con terapia de supresión hormonal, bloqueadores de la pubertad y/o cirugía de reasignación transgénero (si corresponde) sin el consentimiento de los padres o una orden judicial”.

Es por eso que esta mujer se trasladó a California con los niños, para eludir dicha orden judicial.

Younger había solicitado a la Corte Suprema de Texas que ordene a Georgulas que devuelvan a sus hijos a Texas antes de que entre en vigor la nueva ley de ‘santuario trans’ de California, pero en la víspera de Año Nuevo, su solicitud fue denegada, como bien ha publicado el diario ABC, diario del que hemos cogido esta información.

La lucha sin cuartel continúa a día de hoy mientras esta madre juega con la vida de su hijo. Georgulas, así es como se llama esta ‘madre’, no puede someter al menor a una transición de género sin el consentimiento del padre. Así lo escribieron los jueces, pero el padre del niño de solo nueve años informó que la corte suprema del estado rescindió efectivamente sus derechos de paternidad y allanó el camino para la castración química de su hijo en California.

Como han podido comprobar, este es un claro ejemplo de cómo se usan a los más pequeños para hacer campaña política. Echa la ley, echa la trampa y harán lo que sea necesario para que esta mujer se salga con la suya, aunque con ellos consiga marcar de por vida la existencia de su pequeño.

Pero claro, los menores para estos ‘progres’ de hoy en día importan bien poco. Son mercancía manipulable de la que se puede ‘abusar’ sin miramiento alguno.

Esto ocurre en Estados Unidos, pero en España será más de lo mismo.

Como siempre, disfruten lo votado.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad