viernes, junio 21, 2024

Menores tuteladas, drogas, okupas, inmigrantes ilegales: Salvaje violación grupal en Valencia

publicidad

Pordría interesarte...

Hasta cuatro marroquíes detenidos gracias a la madre de una de las víctimas, que se hizo pasar por una menor para quedar con uno de los sospechosos

Menores tuteladas, okupas, inmigrantes ilegales y una nueva violación grupal. Todos los temas ‘estrellas’ de nuestro querido Gobierno. La ciudad, Valencia…esa que va de la mano de la Barcelona de Colau.

Nueva y salvaje violación grupal con dos menores de por medio y con magrebíes como presuntos responsables. Ocurrió en Valencia el pasado verano pero ha sido ahora cuando los hechos han salido a la luz.

Dos menores de 14 y 16 años fueron drogadas y violadas hasta por 15 hombres. Cuatro, todos marroquíes, ya han sido detenidos. Bueno, uno de ellos ¡ya estaba en la cárcel!…pero por otra causa…vaya país se nos está quedando.

Dos menores tuteladas (que se escaparon del centro) captadas mediante los típicos engaños (dinero, móviles, promesas y demás) fueron llevadas a una casa ‘okupa’ de Safor (Valencia). Una vez allí, comenzó el infierno. Fueron diez días de auténtico calvario.

Drogadas y violadas por los responsables de esta red de corrupción de menores y por terceras personas. Una de las víctimas aseguró a la guardia civil que fue violada por hasta 15 hombres en dicha casa okupada. Por desgracia, no pudo decir el número exacto, ya que los efectos de las drogas la tenían totalmente anulada. Tampoco pudo dar detalles de las caras ni nada.

“Ha sido una investigación compleja. No sabían ni dónde estaban”, señaló uno de los agentes.

En total han sido cuatro hombres los detenidos hasta el momento (no se descartan por parte de las autoridades correspondientes más detenciones en los próximos días). Todos marroquíes y con edades comprendidas entre los 20 y 50 años. Uno de ellos consiguió escapar y llegó a Murcia, aunque allí fue detenido y otro, ojo, ¡ya estaba en la cárcel! cuando fueron a detenerlo.

Este individuo ya se encontraba entre rejas (en el centro penitenciario de Picassent) desde septiembre por otros motivos, pero figura entre los sospechosos por delitos de abusos a menores. Menudo panorama.

Todo este calvario que vivieron estas dos niñas de 14 y 16 años pudo ser mucho peor si no llega a ser por la madre de una de ellas. Al parecer, en un momento dado, una de las muchachas consiguió contactar con la madre a través de una llamada desde un teléfono con número oculto. Minutos después, dicha mujer recibió otra llamada desde el mismo número, pero esta vez quien llamaba era un hombre. La madre, viendo lo que podía estar pasando, estuvo más que astuta y se hizo pasar por una menor amiga de su hija y consiguió quedar así con este individuo, lo que facilitó la detención de éste y sus compinches.

Gracias a esta colaboración los agentes lograron a principios de julio localizar a las dos niñas desaparecidas de un centro de menores el pasado 23 de junio, que fueron trasladadas al Hospital de Gandía y entregadas a las personas responsables de su custodia, una vez concretadas las posibles lesiones e intoxicaciones en las que fueron halladas, según han aclarado fuentes de la Guardia Civil.

Como verán es el mismo guion que se repite una y otra vez en distintos puntos de España. Niñas…en fin, niñas que son engañadas fácilmente con el mismo truco de siempre por unos indeseables (en este caso marroquíes), que viven en casas okupadas con mil antecedentes y que se dedican al negocio de las drogas.

Menudo futuro le espera a estos jóvenes de hoy en día, como no, con la colaboración inestimable de nuestro querido Gobierno y sus compinches.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad