sábado, abril 20, 2024

Manadas de menores violando a otros menores, una ‘moda’ que sale gratis

publicidad

Pordría interesarte...

Las redes sociales, responsables de esta nueva ‘tendencia’ realmente alarmante

Petrer, Logroño, Salou, Valencia, Barcelona…y así podemos seguir durante unas cuantas líneas. Cada día salta una triste noticia informando de que uno o varios menores han sido violados o agredidos sexualmente por una manada de otros menores (dejaremos al margen las nacionalidades de los protagonistas y si están tutelados o no).

Es la nueva y más que preocupante ‘moda’ de estos jóvenes que día a día muestran un nivel cada vez más alarmante de ineptitud, frialdad y completa falta de sentimientos.

El por qué de esta tendencia es muy fácil de explicar: no hay que ser muy listo para saber que la fácil accesibilidad a material pornográfico a la que tienen acceso los jóvenes de hoy en día ayuda a esa agresividad sexual que muestran los menores en la sociedad. Pero no culpen a la pornografía. No vayan a lo fácil y a lo que nos quieren vender los frikis de turno. Aquí el culpable tiene nombre y apellido…redes sociales queridos lectores, y por tanto, los ‘papás’ que lo permiten.

Hace ya unos cuantos años, los más ‘curiosos’ y aquellos que despertaban sexualmente a muy temprana edad, tenían que conformarse con la revista escondida del hermano mayor, o ver una película de dos rombos con la televisión bien baja por si te ‘pillaban’ tus padres para dar rienda suelta a su imaginación y fantasía. Eso era todo, por lo que el despertar sexual fluía con cierta normalidad, al margen de aquellos depravados sexuales que siempre existen y existirán.

Pero ‘la educación sexual’ ha cambiado mucho. Al margen de esta sociedad ‘progre’ que quiere lavar el cerebro de los más pequeños desde los centros educativos y a muy temprana edad con sus ideas enfermas sobre masturbación y demás, demostrando así una rareza mental preocupante, y de las feministas de turno, esas que se quieren ‘igualar’ a los hombres, igual a bestias, tirando por tierra la esencia del sexo femenino, hay un problema muy grave y que incita sí o sí a las agresiones sexuales en manada…hablamos de las redes sociales.

Es aquí donde los más jóvenes, desde el sofá de su casa y sin conocimiento alguno de la causa, fomentan, maquinan y preparan sus hazañas. Grupos de jóvenes, manadas, que visualizan material sexual realmente alarmante y lo quieren poner en práctica, incitándose, motivándose unos a otros.

No hablamos de sexo tradicional, no…hablamos de sexo en grupo, agresiones sexuales, violaciones y demás barbaries que estos menores ya ven con total normalidad. Es el pan de cada día en las distintas redes sociales y lo han normalizado.

El por qué han normalizado y quieren poner en práctica tales delitos también tiene su explicación…saben perfectamente que saldrán de rositas de tales violaciones. Los jóvenes de hoy en día, por norma general, son bastante analfabetos, con perdón. El nivel educativo es paupérrimo, pero conocen las leyes y saben perfectamente que son inimputables por su corta edad. Eso lo han aprendido muy bien.

Tienen permiso para cometer salvajadas y salir impunes, por tanto, se ponen manos a la obra. Así que, ya saben cuál es el verdadero problema…redes sociales a las que tienen acceso niños desde muy temprana edad, con el beneplácito de los padres, y una Justicia que protege a estos delincuentes en potencia.

Normalizar una violación, otra tendencia preocupante

Pero ojo, porque hay un problema mayor todavía, y es que las propias víctimas, un buen número de ellas según hemos podido comprobar, han normalizado el ser agredidas sexualmente. No le dan la importancia que se merece.

Un claro ejemplo lo pudimos ver hace bien poco en una brutal violación cometida en Valencia, donde un grupo de menores agredieron sexualmente a una niña. La violaron por turnos y la propia menor quiso quedar con uno de ellos pocos días después. Te violan y quieres repetir…algo falla en esta sociedad.

Que una joven sea objeto sexual de una manada es algo que empieza a verse como algo natural, por las propias adolescentes incluso. Y eso es un grave problema. Y de ello, queridos lectores, también podemos señalar a alguien como responsable…sí, las ‘femiprogres’ de turno…esas que escupen lo de borracha y sola quiero llegar a casa…

Tal vez sea mejor llegar sana y salva que no borracha y violada…y si es con una pizca de personalidad y educación, pues mucho mejor.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad