domingo, mayo 19, 2024

Scarleth López: una poeta que mira el dolor desde dentro

publicidad

Pordría interesarte...

Un artículo de Omar Cruz

Scarleth López, conocida artísticamente como Scarleth Luna, nació en Tegucigalpa, el 21 de septiembre de 1997. Es Licenciada en Pedagogía y Ciencias de la Educación con Orientación en Educación Especial, egresada de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Defensora de los Derechos Humanos, Escritora y Poetisa, ha participado a nivel nacional e internacional, escribiendo obras destacadas como: “Hermosa y delicada” ‘Hazme tuya”, “Consejos de vida”, “Enamorada” “¿Dónde quedó el amor?”, “Jugar contigo”, “Se auténtico.” Es Miembra de colectivos como: Instituto Cultural Colombiano Casa Poética Magia y Plumas, El Arte de la Pluma, Poetas Intergalácticos, La Voz de tus Escritos. En su ciudad de origen ha participado en concursos de talentos, uno de los más significativos que la artista resalta, es el que se desarrolló en el año 2019, donde participó en el “Concurso de Psicotalentos” organizado por la Carrera de Psicología de la UNAH, en dicho concurso obtuvo el segundo lugar debido a su gran expresión oral y profundidad reflexiva a través de sus poemas, los cuales estaban dirigidos a temas como: el amor propio, la paz, y el análisis de contexto de Honduras en los últimos 4 años.

En su etapa como estudiante universitaria solía aprovechar el tiempo de las exposiciones grupales e individuales, para compartir sus poemas y generar un diálogo reflexivo con sus compañeros, una de las experiencias que recuerda con mucha alegría en las aulas de clases de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), es cuando represento a su grupo de trabajo en una exposición individual de la clase, “Política Educativa”, al terminar de exponer compartió poemas bajo los nombres: la oscuridad de mi país, y cruda realidad, poemas que tenían un análisis crítico y reflexivo de las condiciones en las que vivían los capitalinos, para escribir dichos poemas se enfocó en los trabajos de investigación que había realizado con anterioridad, esto con el fin de tener un respaldo para compartir la cruda realidad que estaba enfrentando el país. También ha trabajado en redacciones de pronunciamiento público alusivos al “Dia Internacional de la Juventud” en colaboración con Redes Juveniles.

A nivel internacional, ha recibido reconocimientos destacados como: “Global Poet 2022” avalado por lectores de 102 países. Reconocimiento de honor por su participación en el III Evento Internacional de Poesía convocado en Ecuador por Responsible Travel en alianza con la Fundación Amazonia Productiva y Poetas Intergalácticos. Reconocimiento por su valiosa participación en Propoética14 “MUJER” por el Día Internacional de la Mujer, en el Colectivo Internacional Artístico y Literario de Mexico. “PREMIO ENHEDUANNA” Libertad, Amor, Adularia Mujer 2022-2023, POR PARTE DE La Voz de tus Escritos, República de Argentina, entre otros reconocimientos y premios.

Ha colaborado en diversas antologías poéticas como: Antología Poética “Prevención del Suicidio”. Participando con el poema “TÚ PUEDES” en colaboración con la REED Potosí – Bolivia. Antología Internacional “AMÉRICA, MUJER Y PAZ” en colaboración con “LA VOZ DE TUS ESCRITOS.” Participando con el poema “AMÉRICA”. Evento Internacional “Poesía de Antología” en colaboración con “POETAS INTERGALÁCTICOS.” Participando con el poema “LUCHEMOS POR LA PAZ”.

Ha colaborado con diversas Revistas Internacionales, una de ellas es: “VERSOS DE OLIVO” con LA UNIÓN MUNDIAL DE POETAS ESCRITORES MÉXICO Y EL MUNDO, participando con su poema “LUCHEMOS POR LA PAZ”. Es acreedora de la Estrella a la excelencia en la disciplina de poesía, y a su vez Miembra de “EL SALÓN DE LA FAMA”. Resalta como una distinguida activista por la paz, recibiendo el cargo de “DIRECTORA NACIONAL EN HONDURAS” cargo otorgado por la Junta Ejecutiva de IFLAC WORLD.

La poesía de Scarleth Luna es un conversatorio honesto con sus lectores. Ella escribe sobre el dolor, mientras este hace casa en su interior. Entonces, la poeta decide darle cabida hasta donde sea posible para que en las posteridades no la haga naufragar o incluso encallarse en algún lugar inhóspito de la tristeza y la amargura.

La escritora es consciente del valor incalculable de la paz. Ella sabe que, no hay palabra tan poderosa y necesaria en estos tiempos violentos en donde el desenfreno y la locura se han apoderado de la humanidad y el lenguaje bélico ha tomado mucha más vigencia. Entonces, la autora nos invita a conocer la belleza y la profundidad de esta palabra y nos dice desde la intimidad de su obra:

LUCHEMOS POR LA PAZ

Luchemos por la paz
Que ya no sea un ideal
Proclamemos la libertad
Hasta el objetivo poder lograr.

Celebremos en paz la guerra
Sigamos marchando
Que nada nos intimide
Para seguir cantando
¡Queremos paz y armonía, para poder
Vivir felices todos los días!

Basta ya de los misiles
Que están decapitando a nuestra gente
Exijamos autoridades eficientes.

Levantemos nuestras manos
Para que sea Dios purificando
Las obras que realizamos.

Cerremos los ojos
Conectémonos con la naturaleza
Y juntos despidamos
Toda la pereza.

Basta ya de la maldita indiferencia
Es tiempo de despertar
Porque si lo hacemos
Con nuestros pies volaremos
Hasta poder tocar el cielo.

A veces, rendirse, parece ser una opción. Mientras todo se nos derrumba y lo que hemos construido se deshace es posible que, creamos en el fracaso como única salida. Es aquí donde necesitamos luces y sombras, retazos de amor y ternura junto con algunas caricias que nos levanten y nos hagan volver a retomar el camino andado. La poeta lo sabe y para continuar la lectura nos deja este hermoso poema:

TÚ PUEDES

La vida da muchos golpes
Y a la vez bonitas sorpresas
Que suelen ser desvalorizadas
Por las fantasmas en la cabeza.

Dormir
A veces puede ser agotador
Y despertar
Un infierno del cual deseas poderte librar
Pero son parte de la vida
Que tienes que aprender a amar
Porque nada de lo que sucede
Lo lograrás controlar.

Si en algún momento
Te sientes abatido
Cuenta conmigo
Para que juntos bailemos en la tempestad
Hasta que tus pies se puedan afirmar.

¡Tú puedes!
No necesitas a nadie que te salve
Porque tú no eres un cobarde
Desencadena tus miedos
Y trabaja en ellos
Para que a los pensamientos negativos
Los saques de tu nido.

¡Sigue luchando!

Aunque te estés quemando
Cree en ti
Conviértete en mi aliado
Para llevar esperanza
A todo el que esté atado.

La poesía, a veces, puede no solo ser una metáfora, también llega a transfigurarse en hálitos de vida, de lucha y esperanza. La poeta sabe y a través de su experiencia nos cuenta la batalla quijotesca que ya tenido. Para finalizar, la escritora nos dice que:

EL DOLOR SALVA

El 4 de agosto del año 2022, desperté en mi cama con un fuerte dolor en la espalda, lloré tanto, que no logré estirarme para acomodar mi minifalda, decidí cerrar mis ojos, y de repente, mi imaginación me llevo al bello lugar que antes solía frecuentar, donde acostada en el suelo mi espalda se reconstruía, al sentir las hojas secas llenándome de vida, al sentir su textura, tomé la iniciativa de botar a la basura los recuerdos de mi ruptura, luego me puse unos anteojos, para que mis ojos no se pusiesen rojos y no le diera lugar al enojo.

Estando en el paraíso, observe detenidamente mi postura, y al ver un anillo en mi dedo trataba de entender lo que significaba, era tanta la curiosidad que colocaba en mi cabeza mis 2 brazos en diferentes momentos, tratando de refrescar mi memoria con el dulce aroma que tenían, después de tantos intentos, el perfume floral me ayudo a recordar que dejaría de agradar al patán que me había logrado conquistar, en ese momento, empecé a gritar, porque antes de recordar la promesa, mi inconsciente ya me había dado la respuesta, con la exteriorización de las emociones a las que le tenía cerrada la puerta.

Los gritos eran tan potentes que mis pies empezaron a temblar, ¡oh! La bestia en mi se acababa de despertar, para derrotar a los demonios que no la dejaban avanzar, mis manos estaban tan calientes que decidí colocarlas en mi frente, para poder desintoxicar los dardos que antes me doblegaban y me hacían daño.

Desde ese día, mi alma recuperó sus esperanzas, ahora viajo por el mundo dándole más honor a mi nombre, Scarleth, porque soy una mujer que ha revivido después de estar en coma, ser valiente y apasionada, me ha ayudado a derrotar a mis enemigos con solo mostrar mi espada, ser aventurera, logra que mis pretendientes tengan experiencias placenteras, el que me ve, se ve atraído por mis curvas, pero se enamora de mi astucia, ser una fiel amiga, hace que mi compañía tenga un vuelo directo a la alegría. Hay mucho más por conocer de mí, sin embargo, no lo descubriré todo, para que inviertan su tiempo, y realmente conozcan el oro.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad