lunes, mayo 20, 2024

Barcelona, de mal en peor: seis meses de espera para que un psicólogo evalúe a un menor víctima de agresión sexual

publicidad

Pordría interesarte...

Mientras tanto, las agresiones se duplican año tras año

Que Barcelona es un desastre ya lo sabe todo el mundo. Por cierto, muchas gracias señora Colau y su séquito de progres. Las violaciones, robos y demás se han disparado en los últimos años con la ‘multiculturalidad’ como triste protagonista.

Pero resulta que ahora hay que sumarle que las víctimas de agresión sexual menores de edad, por culpa de los ‘todopoderosos’ y su pasotismo e indiferencia, tienen que esperar seis meses para ser evaluados.

Los juzgados de Barcelona tienen una lista de espera de seis meses. Seis meses para que un psicólogo evalúe a un niño al que han hundido en la miseria, cuando dicha exploración es vital para el procedimiento.

Esto implica que los juzgados de la Barcelona de Colau están tomando medidas cruciales ante tales hechos sin escuchar al menor. Tal vez es que tampoco les interesa mucho…

Por cierto, también ronda el medio año de espera el poder acceder al punto de encuentro en los casos en los que esos padres pueden recoger a sus hijos en los casos en que una orden judicial impide que padre e hijo puedan disfrutar de tiempo juntos, ya sea por motivos probados o por inventos de la sociedad femi-podemita.

Pero ese es otro tema a tratar, uno más de esta tomadura de pelo donde el hombre es malo sí o sí y los menores de edad son ganado que importa bien poco.

Aumentan las agresiones sexuales, robos…y un largo etc

Como guinda de pastel, resulta que las causas por la que un menor está siendo investigado como responsable de una agresión sexual en la ciudad de Colau aumentan día tras día. Se han duplicado desde 2016 según los datos de la Fiscalía de Menores.

Este aumento también es significativo en delitos de hurto, agresiones y otros tipos de actos delictivos…

Ojo, porque este aumento de tales lamentables hechos no es solo en casos con menores de edad implicados. Los extranjeros, esos que viene a enriquecer la multiculturalidad, también han puesto sus numerosos granos de arena para que Barcelona y sea una de las ciudades más peligrosas de España, donde el robo y la agresión es el pan de cada día.

Como pueden comprobar, Barcelona camina con paso firme a convertirse en un auténtico gueto, de la mano de Colau y su equipo de ‘progres’ enfermos claro está.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad