viernes, mayo 24, 2024

Impactante: Matan a un policía a pedradas para robarle la bicicleta

publicidad

Pordría interesarte...

Imágenes dramáticas de su hijo de sólo un año buscando a su padre entre todos los policías durante la celebración del multitudinario funeral

Ocurrió en Argentina y los hechos son verdaderamente dramáticos; por el salvajismo del asesinato y por el hecho de que hay implicados muchos menores.

Diego Gatica, un Policía de 30 años que prestaba servicio en la División Respuesta Inmediata Motorizada de la provincia de San Luis (Argentina), lo mataron con saña y cierta planificación. Una banda de al menos nueve jóvenes lo atacó a pedradas desde un puente mientras el Agente circulaba en su bicicleta, y cuando a causa de los golpes cayó inconsciente, le robaron la bicicleta y las zapatillas. El Agente, tras agonizar durante seis días, finalmente murió este pasado domingo, como bien ha informado policiah50.

Los hechos ocurrieron el 5 de septiembre cuando Diego decidió salir en bicicleta para hacer algo de deporte. Era lo habitual en este joven de 30 años fanático del ciclismo.

Por desgracia, ese día no regresaría a casa. Fue asesinado de la manera más salvaje por un grupo de jóvenes que lo tenían todo bien planeado. Lo mataron a sangre fría.

Al parecer, la víctima no tuvo tiempo ni de reaccionar. Mientras iba e bici, fue sorprendido por el lanzamiento de dos piedras que le alcanzaron en la cabeza, dando con sus huesos en el suelo ya inconsciente.

Hasta nueve sospechosos participaron en este cruel ataque. Un detalle que sorprendió a los investigadores fue las edades de la mayoría de los que estarían involucrados. El presunto autor material, que fue detenido el 12 de septiembre de madrugada, tiene apenas 20 años y ya ha ingresado en prisión. Pero también hay implicados en el asesinato hasta dos menores de 17 años.

Asimismo, hay tres menores inimputables de 13, 14 y 15 años que aparentemente tiene relación en el hecho.

Las heridas que le causaron estos individuos fueron atroces. Una lesión muy grave en la cabeza (base del cráneo), tres fracturas, hematomas por toda la cara…a pesar de todo este policía aguantó seis días en el hospital. Por desgracia, su luz se apagó.

Y todo por una bici…o eso dicen, porque mas bien parece el ataque de una manada de salvajes llenos de odio. Y lo peor de todo es que hay menores incluidos que se irán de rositas.

Por último, destacar la imagen de su hijo de sólo un año, buscando a su padre entre todos los policías que dieron el último homenaje a Diego en el multitudinario funeral celebrado.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad