viernes, mayo 24, 2024

La multiculturalidad: La mujer argelina que asesinó a la niña de doce años en París la violó, torturó y bebió su sangre

publicidad

Pordría interesarte...

Muchos de los macabros datos que ha declarado no han sido confirmados por la investigación

Macabro es poco. A continuación vamos a detallarles algunos datos que ha detallado ante el juez esta asesina de origen argelino. Ojo, muchos de ellos podrían ser inventados, ya que no han sido confirmados por la investigación, pero se puede confirmar que la niña de doce años, Lola Daviet, vivió un auténtico infierno antes de fallecer.

París sigue asustada por el dramático y cruel asesinato de Lola Daviet, de doce años de edad, a manos de Dhabia B, una argelina de 24 años de edad.

Esta mujer secuestró a la menor, la arrastró de los pelos al sótano del edificio donde vivía la pequeña y allí la torturó; la violó, la asfixió, bebió su sangre…

Dhabia llegó de manera legal a Francia en 2016 con un visado de estudiantes y consta como víctima de violencia doméstica desde 2018. En agosto de este año la policía ordenó su expulsión del país al carecer de permiso de residencia. Durante la charla con el juez, reconoció y negó los hechos varias veces, pero desveló detalles dramáticos del secuestro. Además, que estuvo en el edificio parece irrefutable puesto que las cámaras de vigilancia del mismo registraron su entrada.

Una vez dentro del edifico, arrastró por los pelos a la pequeña Lola. La obligó a bañarse…y la violó. “La agarré del pelo, le metí la cabeza entre las piernas (…), tuve un orgasmo”. No obstante, los investigadores no han visto lesión traumática de la esfera sexual. Lógicamente, la barbarie que dice esta persona tampoco se puede comprobar.

Por desgracia, hay más.

Y es que, no contenta con ello, la asfixió. Después se tomó un café, se duchó, escuchó música…y descuartizó el cuerpo de la pequeña. Para que se hagan una idea, la cabeza de la menor estaba casi desprendida del cuerpo…

Esta inmigrante asegura que recogió la sangre de la niña en una botella y se la bebió, aunque tampoco constan pruebas de ello. Sus declaraciones están llenas de mentiras eso sí, ya que se ha retractado en varias ocasiones…pero lo que está claro es que la niña sufrió lo indecible.

En el cuerpo también aparece pintado un cero y un uno en las plantas de los pies..

La principal sospechosa colocó el cadáver en una maleta que luego apareció en el patio interior del edificio. La descubrió un vagabundo de 42 años. Además de Dhabia, también está imputado otro hombre por haberla ayudado a transportar el cuerpo. Según un testigo, habría pedido su ayuda a cambio de dinero. Otras cuatro personas han quedado en libertada tras la investigación.

Juzguen ustedes mismos sobre esta barbarie y que sepan que esta mujer estará en la calle antes de lo que se imaginan. Bienvenida sea la multiculturalidad.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad