sábado, mayo 18, 2024

Justicia acusa a Irene Montero de “confundir a la opinión pública”

publicidad

Pordría interesarte...

La violencia en una agresión sexual se prueba “con una herida”

Crisis en el ministerio de la supuesta Igualdad. La ministra de Justicia, Pilar Llop, defiende la propuesta del PSOE para reformar la ley del ‘solo sí es sí’ y acusa a Podemos de “confundir a la opinión pública” con sus argumentos sobre el consentimiento.

“Hay una cosa que me preocupa. No es de recibo que en nuestro país, que es pionero en la lucha contra la violencia de género, con esta ley se haya producido una rebaja de penas y que salga más barato agredir sexualmente a una mujer con violencia que robar”, afirmó Llop en una entrevista a Cadena Ser.

Para ello ha puesto un claro ejemplo. El robo con violencia e intimidación está castigado “con 2 a 5 años de prisión y la agresión sexual con violencia, con una pena de 1 a 4 años”. “¿Desde cuándo vale más la propiedad en nuestro país que la integridad sexual de la persona?“, preguntó.

La ministra de Justicia ha reconocido el grave error que se ha cometido con la rebaja de las penas y ha dejado bien claro que hay que poner una solución.

Llop ha respondido a las críticas que ha recibido la reforma del PSOE por parte del Ministerio de Igualdad y de Unidas Podemos y les ha acusado “estar confundiendo a la opinión pública” con su argumentación sobre el consentimiento cuando, según Llop, en la propuesta socialista “el consentimiento queda absolutamente intacto”. En este sentido, ha negado que los cambios que pretende introducir la parte socialista del Gobierno supongan “volver a modelos anteriores”, como argumentan desde Unidas Podemos.

“Se pone el foco sobre algo que no existe”, ha lamentado Llop para quien se está “está confundiendo a la opinión pública cuando se dice que la víctima tendrá que pasar por el calvario probatorio”. “Que no haga falta probar el consentimiento es una novedad absoluta que va a facilitar muchísimo las pruebas en los consentimientos. Ahora, si se demuestra que hay violencia o intimidación, que es muy sencillo probarlo porque con una herida ya se puede probar que ha habido violencia, la víctima ya no necesitará probar el consentimiento”, señaló en la entrevista recogida por 20minutos.

En este punto ha entrado en escena la ministra de Asuntos Sociales, Ione Belarra, respondiendo a través de Twitter que “si probar la violencia en una agresión sexual es tan sencillo, ¿por qué en el 2021 de 4.000 sentencias solo 500 mujeres pudieron probarla? Otra vez el foco en las mujeres, en cuánto nos resistimos, en si cerramos las piernas. Es el modelo de la manada, no el del consentimiento”.

Por último, Llop ha criticado la mala imagen que se está dando a los jueces de este país, jueces supuestamente bien formados, y ha apuntado que todavía hay margen para el entendimiento. “Intentaremos seguir insistiendo y persuadirles de que es la única opción técnicamente viable para volver a las penas anteriores y que no se produzcan en adelante esos desajustes”.

Una reforma imprescindible para adecuar las penas y acabar con esta vergonzosa imagen que se está dando donde los únicos damnificados, para más inri, son las presuntas víctimas de agresiones sexuales.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad