miércoles, febrero 21, 2024

“Las niñitas lloricas de Vox”

publicidad

Pordría interesarte...

Un artículo de Rodrigo Pardo Pimentel

Vaya por delante mi reconocimiento a los simpatizantes, militantes, afiliados y votantes de Vox en los «territorios comanches» de las tierras vascas y catalanas por su valentía y su comportamiento como verdaderos patriotas; nos sentimos orgullosos de ellos y merecen ser recordados en nuestras oraciones diarias como héroes de nuestra España dispuestos a derramar su sangre por nuestra Libertad y por la Unidad de nuestra patria.

Una cosa son estos hombres y mujeres y otra muy distinta son los que viven en Madrid, en Murcia o en Valladolid, especialmente esos autoproclamados jefes de Vox que marcan la estrategia política y de comunicación y que viven detrás de sus «burbujas de seguridad». Ni política, ni comunicación y de estrategia poco tiene si se entiende estrategia como lo definido por la Real Academia Española de la Lengua: «Arte de dirigir las operaciones militares».

A muchos nos tiene aburridos ese lloriqueo permanente de Vox, ese victimismo que en vez de tener una respuesta valiente y razonada, por no decir viril, lo que hacen es sorberse los productos de su lloriqueo (mocos y lágrimas) e ir a buscar más donde sea para seguir lloriqueando.

Veamos los motivos de sus lloriqueos, lloriquean como niñitas.

Los medios de comunicación

«Nos silencian», «No nos dan minutos», «Cuando hablan de nosotros solo dicen cosas malas» «Hay medios en los cuales solo existimos para insultarnos» «Federico se mete con nosotros», etc, etc, etc.

¡¡¡Pero si Vox es especialista en vetar a medios de comunicación, a periodistas, a tertulianos y a cualquiera que le lleve la contraria!!!

¿Alguien piensa que si le llama un periodista y le dice que no puede hablar, que no le dejan los de comunicación (normalmente los más cobardes y ocultos de la organización) y lo hace dos, tres veces, le va a llamar de nuevo? ¿Alguien cree que si vetas a un medio completo de comunicación te va a sacar por tu cara bonita en primera página? Ni en la primera ni en la última, si puede evitarlo.

Además, como todo se sabe, resulta que los propios de Vox filtran a los vetados para quedar bien cuando lo que quedan es como Cagancho en Almagro. Cobardicas.

Nosotros, los ciudadanos de a pie, podemos poner a parir a los periodistas, podemos no leer un medio o mejor dicho leemos, vemos y oímos el que nos da la gana, estamos en nuestro derecho, pero Vox como partido político no puede hacerlo. Tiene que tragar quina, amarrarse los machos y ser valiente ante las preguntas incómodas ¿o es que no saben qué responder?

Si no lo hacéis, por lo menos, no os quejéis como niñitas lloricas.

El Partido Popular

«No quieren gobernar con nosotros», «No quieren darnos el sillón X o Z, prefieren al PSOE» «Tienen que respetar a nuestros votantes», etc, etc, etc.

Vox, incapaces de negociar, incapaces de conocer su fuerza y no parecer débiles, incapaces de ocultar el sentimiento de enfurruñamiento como párvulos maleducados.

¿Ponéis a vuestros votantes como escudos? Vosotros sois los que tenéis que defenderlos, los que tenéis que respetarlos. Mucho #SoloQuedaVox y después os arrugáis ante el PP ¿O es que no os atrevéis a decir de verdad lo que son y representan? No queréis ser la muleta, pero os convertís en la muletilla del PP. No los queréis, pero os pirráis para que os acojan en sus gobiernos y os pongan la alfombra roja y el coche oficial. ¡Qué manera de hacer el ridículo en las negociaciones!

Revisad vuestra estrategia, ¿Cuál es vuestra fuerza real? ¿Cuál es vuestro objetivo? ¿Qué queréis para Madrid, para Murcia, para España? ¿Qué estáis dispuestos a perder o ganar?

Si no lo hacéis, por lo menos, no os quejéis como niñitas lloricas.

Los rojos

Todavía me avergüenzo cuando recuerdo la furgoneta de Vox saliendo escopetada de Vallecas y dentro los líderes de Vox, mientras, los simpatizantes fuera recibiendo la lluvia de piedras.

Las imágenes en los perfiles de las redes sociales oficiales, eso sí en el ciberespacio oficial, de carpas derribadas, cabezas ensangrentadas, puñetazos, insultos y escupitajos en muchos puntos de España.

¿Respuesta? No la busques, no la hay.

¿Estrategia ante las agresiones? No la busques, no la hay.

Cada vez hay menos dispuestos a derramar su sangre y menos dar su vida por una frase de marketing político o un eslogan populista.

¿Y los cientos de cruces derribadas, monumentos destruidos, cadáveres de héroes profanados?

¿Respuesta? No la busques, no la hay.

¿Estrategia ante estas humillaciones en lo más profundo de nuestra alma de españoles? No la busques, no la hay

Hemos hablado de «niñitas lloronas» ahora nos toca hablar de señoras, la sultana Aixa, que le dijo a su hijo Boabdil “Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre” cuando éste entregó las llaves de Granada a los Reyes Católicos, esperemos que Vox cambie, que diga que va a hacer en España, que va a hacer si llega al Gobierno Nacional junto al PP porque será con el PP o no será y que va a hacer con las llaves que le va a entregar el pueblo español. Mucho me temo que no tenemos unos Reyes Católicos que las recojan, ni se les espera.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad