viernes, febrero 23, 2024

Once días de palizas y descargas eléctricas. Dos personas vinculadas al secuestro de un argelino en Murcia, detenidas en Cartagena

publicidad

Pordría interesarte...

Un total de cinco detenidos de ‘nacionalidad’ española por un presunto secuestro extorsivo

Un auténtico calvario. Palizas, descargas eléctricas y once días pensando que en cualquier momento llegaría su fin.

La Guardia Civil ha liberado a un hombre, de 27 años, que ha estado secuestrado durante 11 días sin ingerir apenas alimentos mientras le propinaban palizas y descargas eléctricas. Los cinco detenidos, todos varones, son presuntos autores de un delito de secuestro extorsivo ya que coaccionaron a los familiares para pedir un rescate de 350.000 euros.

El secuestro se ha producido entre Murcia y Alicante y fue en Villajoyosa donde se interpuso la denuncia.

Dos días tardó la familiar en poner la denuncia por secuestro. El mismo familiar comentó a los agentes que los secuestradores ya habían telefoneado a una persona que estaba residiendo en Argelia, país origen de la víctima, solicitándole un rescate de 350.000 euros por su liberación.

La Guardia Civil empezó la investigación y pudo corroborar que el día del secuestro la víctima abandonó su lugar de trabajo en dirección a una vivienda donde había quedado en el municipio de Villajoyosa. El hombre no llegó a presentarse en la casa.

Fue en dicho trayecto donde tres personas secuestraron a este hombre a punta de pistola y encapuchados, obligándolo a meterse en un coche y donde ya le agredieron con un martillo.

Los secuestradores lo trasladaron en ese momento a Santa Pola. Allí permaneció dos días atado y sin casi alimentos. Después de 48 horas, los secuestradores temieron que la Policía les siguiera el rastro y trasladaron a la víctima a Yecla.

En la localidad murciana fue agredido en varias ocasiones con una pistola táser, mientras lo grababan para coaccionar a la familia para que pagara su rescate. En caso de no pagar amenazaba con matarlo, aunque sus parientes no cedieron al chantaje.

Por suerte, la Guardia Civil localizó el lugar del secuestro y liberó al hombre, al tiempo que detuvo a las dos personas que lo custodiaban en ese momento. Casi al mismo tiempo, dos personas más eran detenidas en Cartagena y otra en Alicante. Todas vinculadas al secuestro y, supuestamente, todos de ‘nacionalidad’ española.

Todos contaban con numerosos antecedentes por violencia y hurto y han entrado en prisión como responsables de un supuesto secuestro extorsivo.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad