viernes, febrero 23, 2024

Lhicarsa despide a cinco trabajadores mayores de 50 años “sin previo aviso”

publicidad

Pordría interesarte...

Alegando motivos de carácter productivo y organizativo

Tiempos revueltos en Lhicarsa (empresa de recogida de basura y limpieza viaria del ayuntamiento de Cartagena). El pasado 1 de septiembre hasta cinco trabajadores de la empresa, todos mayores de 50 años y con muchos de experiencia, fueron despedidos, según los ex empleados, sin previo aviso. Una carta de despido después de más de 30 años de trabajo y sin previo aviso…

Una carta en la que se justifica el despido alegando motivos de carácter productivo y organizativo, destacando que hay que “garantizar el mantenimiento de su posición competitiva en el mercado”. No deja de ser bastante curioso la verdad, cuanto tiene una contrata municipal que vence en 2030 (participación del 10% del Ayuntamiento), en la que la facturación se incrementa cada año según el IPC y en la no existe competencia de mercado…

A pesar de ello, la empresa mantiene que el objetivo es “reducir la actual estructura y ganar competitividad vía ajustes de costes, en un intento de configurar una organización más racional y flexible”.

Cinco trabajadores, todos con familias, con edades comprendidas entre 52 y 56 años. Según uno de ellos, todos con un expediente intachable y con más de 30 años de servicio que de golpe y porrazo se van al paro por motivos, según ellos inexplicables.

Todos los ya ex empleados desarrollaban labores administrativas en la empresa, “despidiendo a las dos únicas personas que quedaban de recursos humanos”, cuenta uno de ellos.

Lógicamente, los afectados por esta decisión están buscando soluciones al respecto (manteniendo reuniones varias). Desde el equipo de gobierno afirman que la presidenta del Consejo de Administración ha solicitado una reunión extraordinaria y urgente de dicho consejo de administración para conocer los argumentos que llevan a Lhicarsa al despido de estos empleados. Hay que destacar que Lhicarsa tiene una plantilla de 400 personas y se reforzará en verano con algo más de un centenar.

Estos despidos, que ya han saltado a los medios de comunicación, han dado lugar a cierto desconcierto y temor en el resto de la plantilla. Por cierto, Lhicarsa habría ofrecido a los afectados por el despido la opción de reingresar en la plantilla, pero en puestos de limpieza viaria. Un trabajo que nada tiene que ver con el que vienen desarrollando en la empresa durante más de 30 años.

Por último, recordar que FCC (accionista mayoritario de Lhicarsa) fue multado por el Ayuntamiento de Cartagena con casi 1,5 millones de euros por irregularidades detectadas entre 2015 y 2020.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad