jueves, mayo 23, 2024

Nueve años de cárcel a un masajista ‘extranjero’ por abusar de una menor en Cantabria

publicidad

Pordría interesarte...

El delito tuvo lugar cuando la víctima acudió a darse un masaje junto a su madre. Ambas estaban en la misma sala pero separadas por una cortina

La Audiencia de Cantabria ha condenado a nueve años de prisión a un masajista extranjero (no se ha facilitado la nacionalidad concreta) de un establecimiento hostelero por abuso sexual con acceso carnal a una menor de 17 años, quien en ese momento sufrió un bloqueo que le impidió gritar y reaccionar, padeciendo desde entonces estrés postraumático crónico.

Curiosa y sorprendentemente, el delito tuvo lugar cuando la menor se encontraba dándose un masaje en el establecimiento que estaba hospedada…y en presencia de su madre.

Ambas se encontraban en la misma sala pero separadas por una cortina.

¿Por qué la madre no se percató de nada? Pues porque se quedó totalmente paralizada y sin poder reaccionar. Según la sentencia, que no es firme y puede ser recurrida, la víctima sufrió una “inhibición tónica, con ausencia de respuesta” cuando el hombre empezó a hacerle tocamientos, situación la cual el condenado era “plenamente consciente”, pero continuó con los abusos.

La Audiencia ha dado plena credibilidad a las declaraciones de la joven. Declaraciones sin fisuras y más que convincentes, mientras que las del supuesto culpable han sido contradictorias.

“La sala no le cree y, por el contrario, sí cree a la menor, a su madre y a los demás testigos, cuyas manifestaciones se han visto corroboradas punto por punto por las pruebas periciales practicadas”, indica la sentencia de la Audiencia, que ha calificado los hechos de “muy graves”.

Al agresor también se le prohíbe comunicarse con la menor y su madre durante 14 años, así como la libertad vigilada durante seis años tras el cumplimiento de la condena.

Destacar que una vez cumplidas dos terceras partes de la condena, el condenado será expulsado de España, ya que es extranjero y no podrá regresar durante un plazo no inferior a siete años.

Por último, informar que deberá indemnizar a la joven con 12.000 euros por los daños morales que le ha causado y con otros 19.982 euros por el estrés postraumático que padece y por el que sigue requiriendo intervención psicológica.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad