sábado, marzo 2, 2024

“El socialismo, bueno en su nacimiento, nocivo en su planteamiento”

publicidad

Pordría interesarte...

Entiéndase como horizontal y de clase

El socialismo, entiéndase como horizontal y de clase, fue bueno en su nacimiento, pero nocivo en su planteamiento, José Antonio Primo de Rivera y Sáenz de Heredia. 

En el CCV aniversario de su nacimiento, Karl Marx fue un filósofo materialista e influyente que escribió teorías, llevadas a la praxis, empleando una retórica materialista. En la primera y mitad del siglo XIX. Como la lucha de clases, el capital, la religión o la teoría de la plusvalía. 

Marx y sus teorías escritas rompen totalmente con Hegel, Herder o Heine y anula todo concepto espiritual de Friedrich y el espíritu de pueblo, extirpando toda fortaleza empírica en sustitución del materialismo.

Sus fieles, que llevaron a cabo sus teorías en la extinta, URSS: Unión de repúblicas socialistas soviéticas fueron, Lenin y Stalin. Excluyendo a Trotsky por secundar la IV internacional que distaba del concepto que a posteriori acuñó Stalin hasta su muerte el 5/III/53. El concepto denominado: Socialismo de un solo país. Siendo Lenin más riguroso y ortodoxo en la doctrina que emana el materialismo. 

La crítica hacia Marx del liberalismo es acertada y sobre el capitalismo e incluso, adecuándonos en el contexto de la época, fue justa debido a los bajos salarios, pobreza y paro en unas condiciones deplorables. 

El liberalismo otorga libertad y bien decía José Antonio Primo de Rivera y Sáenz de Heredia, que el amo no podía prescindir del esclavo. En cambio, el patrón, por el contrario puede hacerlo. Porque habrá a la mañana siguiente famélicos y desgraciados en las fábricas. 

El liberalismo te dice… Tú, trabajador eres libre. Para optar de motu proprio por el trabajo. Si optas, por negarte, te condenas a un estado de pobreza material. El paupérrimo trabajador transigía con un sueldo pecuario y pésimo.

Siendo el marxismo el reverso del capitalismo, conduce al hombre a ser un número. Mientras que el capitalismo una cuantía de ingresos. Siendo ambas filosofías caducas e incompletas, derivando hacia la dictadura del proletariado; anverso y reverso de la judería internacional. 

El capitalismo (liberalismo) crea apóstatas. El comunismo crea mártires y deriva en el enfrentamiento entre una clase, invocando en vano, el socialismo horizontal produciéndose el enfrentamiento sistemático ( lucha de clases) derivando en la propia destrucción de una Nación. 

Para el capitalismo eres sustituido en la ecuación y un valor que al empresario le puede suponer. Una pérdida o un gasto. Mientras para el marxismo e internacionalismo ya que toda doctrina es exportable. Tan solo eres un número, pero no una pieza clave del engranaje que acciona la maquinaria. Como si en cambio lo es la III posición. Capaz de aglutinar. La Nación Soberana con el socialismo (vertical) entiéndase bien el concepto. En aras del corporativismo; véase, el foro del lavoro de Bombacci. 

Es por ello que a día de hoy fascismo y marxismo son doctrinas que hay que adaptarlas y culturalmente están enfrentadas al capitalismo, en teoría. Pero tanto la usura liberal como el materialismo está contaminado de sionismo. 

Mientras que el Fascismo, nacional socialismo, el nacional Catolicismo, nacional sindicalismo o el Identitarismo convergen en la teoría de la herradura del patriotismo social y orgánico, inclusive y por consiguiente, no lo excluye al Nacional revolucionario (JONS). 

¡Viva la Rusia soviética!

¡Viva la Italia fascista!

¡Viva la Germania del Fürher! 

¡Viva la España que haremos! 

Ramiro Ledesma Ramos. 

¡Nuestra revolución es otra, que está por llegar! 

El enemigo principal del marxismo no ha sido solamente el fascismo o la crítica a las democracias occidentales burguesas, en cuanto a la crítica se refiere. Visión que comparte con el fascismo. Su enemigo principal, el capuletos de ellos, ha sido el anarquismo y el fascismo su binomio. Porque todo anarquista es un dictador fracasado, Benito Amilcare Andrea Mussolini. En cambio, el final del comunismo y sus múltiples acepciones es la dictadura del proletariado. 

Mientras que viendo la Italia, Alemania o Rumanía fascista, su meta ha sido conquistar el Estado en beneficio para un pueblo; sin distingos de clase. Como pretendía Marx, sustituir la dictadura de mercados; bursátil y liberal por la del proletariado y horizontal. Mientras que el fascismo pretende armonizar a toda una clase en su destino final para así, conquistar el Estado y que este sea: Nacional totalitario e integrador. 

Demostrado empíricamente que el liberalismo engendra el marxismo y que su doctrina, no es uniforme, sino incompleta y deforme. El capitalismo pretende una clase la opulente. El marxismo pretende extirpar una clase por otra y el fascismo aglutinar a todas las clases, armonizarlas y ser el pegamento y soporte aglutinador de un Estado vanguardista y no vetusto o disfuncional y descoordinado.

Conclusión: El liberalismo excluye a las clases populares, el marxismo. Pretende sustituir una clase, por otra y el fascismo aglutina a todas las clases, en beneficio de la empresa común. Dándole al hombre su puesto determinado. En beneficio de la Empresa común y no en detrimento del pueblo.

Karl Marx. 5/V/18_ 14/III/83.

Tréveris, Alemania _ Reino Unido, Londres.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad