sábado, junio 15, 2024

Momentos de pánico en Cartagena: Policía Nacional y Bomberos evitan que un joven se arroje al vacío desde la azotea de un edificio

publicidad

Pordría interesarte...

En el Plaza Alicante. Cerró con llave la azotea y las autoridades tuvieron que forzar la puerta

Un auténtico drama y casualmente a pocos metros donde hace unos meses una mujer se suicidó arrojándose al vacío.

En la tarde de ayer, los vecinos del Plaza Alicante de Cartagena se quedaron más que extrañados cuando vieron aparecer de la nada varios coches de la Policía Nacional a toda velocidad que aparcaban en la zona y comenzaban a acordonarla.

Poco después más patrullas y Bomberos llegaron al lugar a toda prisa y con gran reflejo de nerviosismo y preocupación en sus rostros. Nadie entendía nada hasta que se percataron que en lo más alto de uno de los edificios del Plaza Alicante -nueve pisos- un joven se encontraba en el mismo borde de la azotea. Al parecer, tenía la intención de suicidarse, según distintas fuentes policiales consultadas. Pocos centímetros lo separaban de una muerte segura mientras, supuestamente, hablaba con alguien por teléfono.

El pánico se apoderó de los curiosos. Muchos no querían ver la escena y se fueron del lugar. Otros presenciaron con tristeza en sus ojos como el joven iba de un lado para otro de la azotea del edificio.

De un extremo a otro de lo más alto del edificio y con el teléfono en la mano…la imagen era realmente impactante, ya que, según un testigo, hasta desde la autovía se veía al joven en lo más alto.

Fueron momentos demasiado tensos, ya que en cualquier momento la desgracia podía suceder. Mientras tanto, la Policía Nacional trabajaba para llegar a lo más alto del edificio siguiendo las pautas pertinentes y los Bomberos preparaban la colchoneta ante una posible caída. El problema es que no había suficiente espacio para desplegarla.

Las autoridades llegaron en muy poco tiempo a la azotea, pero se encontraron con otro problema, el joven había cerrado con llave la puerta y no podían acceder.

Al final consiguieron forzar la entrada y se toparon cara a cara con este joven que, al parecer, y siempre según fuentes policiales consultadas, había sufrido un desengaño amoroso y por ello había llegado a tal situación desesperada.

Tras unos minutos de angustia, Policía Nacional y un bombero consiguieron convencer al hombre para que no saltase y bajó con las autoridades para alegría de los allí curiosos.

La última información a la que ha tenido acceso cuartaedicion.com es que este joven se encuentra bien, aunque ha sido ingresado en psiquiatría del hospital Santa Lucía.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad