viernes, abril 19, 2024

Las mujeres también maltratan a niños y encima reciben ayuda: madre abusa de sus hijos durante años gracias a una educadora social

publicidad

Pordría interesarte...

Esta ‘profesional’ ocultó las palizas que una madre daba sus dos niños menores. La niña acabó en la UCI y esta mujer siguió teniendo la custodia gracias a la educadora social

Esta noticia no va a sentar nada bien a las payasas feministas y su séquito de mujeres empoderadas. Por desgracia, muy pocos medios le darán difusión, pero sí, las mujeres también maltratan a sus niños…y algunas encima reciben ‘ayuda’ de las educadoras sociales, como es este caso.

Okdiario destapó hace escasos momentos un vergonzoso episodio ocurrido en Navarra y que ha sido tapado durante años. Una trabajadora de los Servicios Sociales de Corella (Navarra) ocultó la agresión de una madre hacia su bebé.

Como si hubiese sido una caída fortuita. Así consta en un informe al que ha tenido acceso OKDIARIO, en el que se constata cómo esa educadora social recomienda, a la vista de los hechos, que la madre acuda al médico diciendo que la niña «había sufrido una caída», sin más. Todo ello evitó que fuese denunciada por malos tratos. Pero la cosa no queda aquí.

Y es que esta profesional, que debería tener un castigo ejemplar, reconoció años después que esta mujer, a la que cubría de manera descarada y en contra de los valores que debería mostrar una educadora social, maltrataba a sus hijos física y emocionalmente y, a pesar de ello, recomendó que mantuviese la custodia. Un claro ejemplo más de lo poco que le importan a estas feministas el bienestar de las criaturas inocentes. Todo es un negocio para estas manadas.

La custodia a esta…mujer… fue retirada dos años y medio después, y gracias a que el otro hijo tuvo que ser asistido de quemaduras de segundo grado en urgencias. Ojo, porque la caída de la niña de un tercer piso que hizo que estuviese ingresada en la UCI, ocurrió antes y a pesar de todo mantenía la custodia de los menores…por recomendación de esta educadora social.

Hasta que la perdió, la custodia la ostentaba la madre en exclusiva, porque sobre el padre pesaban denuncias por violencia de género. Una de esas denuncias quedó archivada y la otra está aún pendiente de resolución. Del resultado de esta denuncia todavía por resolver dependerá que la custodia de los niños sea dada o no al padre. Mientras tanto, desde el pasado mes de abril están al cuidado del Equipo de Atención a la Infancia y a la Adolescencia de Navarra.

Una historia de años de malos tratos de una madre, con el consentimiento de la educadora social

En agosto de 2017 una familia -padre, madre y un niño- llega a los Servicios Sociales de Navarra solicitando ayuda. Poco tiempo después la pareja se separa. No tienen empleo conocido y la situación es crítica. Comienza el seguimiento.

En junio de 2018 un vecino da la voz de alarma. Ha visto con sus propios ojos como la madre coge a la niña en brazos y la tira contra el suelo. Servicios Sociales acude a la llamada y en efecto se encuentra a la menor herida y la casa totalmente desordenada e insalubre.

La niña, según los propios Servicios Sociales, tiene un chinchón en la frente y un raspón en la nariz. En el escrito de los Servicios Sociales, que firma la educadora social P. Z. L., se destaca que «no se denuncia la agresión a la menor». En este mismo escrito, la educadora social señala que la madre «estaba asustada y nerviosa por si le iban a quitar a la niña, ya sabe que eso no lo tiene que hacer…». Y remata indicando P. Z. L. en dicho informe que anima a la madre a mentir ante el médico: «Orientamos a que acudiera al centro de salud de Corella para que se le hiciera un reconocimiento médico a la niña y que se expresara que había sufrido una caída», como bien informa OKDIARIO.

Seguimos…

Tras la ‘recomendación’ de la educadora social, todo el mundo ignora los malos tratos de la pequeña y esta madre sigue al cuidado de la menor. Los abusos continúan, con el beneplácito de la cuidadora social.

En su informe, los servicios sociales también reconocen que tanto la madre como la menor tienen signos de falta de higiene. La única medida que toman los servicios sociales es realizar un seguimiento para comprobar que este falso accidente ha sido un hecho aislado.

Quince días después el padre denuncia que esa madre empoderada no quiere llevar a la niña a la guardería. Servicios Sociales acude nuevamente a la vivienda, más desastrosa que en la anterior visita…y si te he visto no me acuerdo.

Luego lleva la típica denuncia falsa por violencias de género…pero la madre se queda con la custodia de los niños. INCREíBLE.

El padre, a partir de este momento y hasta que se acabe la investigación, sólo podrá ver a su hija durante dos horas cada 15 días en un punto de encuentro y con un supervisor en todo momento. En ese mismo mes nace el segundo hijo de la pareja, del que también tendrá custodia exclusiva la madre.

Un año después la madre se echa otro novio. Ésta abandona a sus hijos y es el hombre el que se pone en contacto con el padre de las criaturas para informar de los hechos.

La Policía se persona en el domicilio y ve como la madre, que ya había llegado para entonces, había tomado un orfidal (ansiolítico) y había empujado a su hija mayor (ya de cuatro años) y a su pareja, mientras que a su hijo pequeño «sólo» le ha dado un tortazo.

Servicios Sociales reconoce los malos tratos y no hace nada

Servicios Sociales reconoce maltrato. Reconoce en el informe oficial que esta mujer no puede cuidar a los niños, pero la educadora social aparece en escena y la madre mantiene la custodia exclusiva de los niños.

En enero de 2022 la niña de cuatro años ingresa en la UCI. Se ha caído desde un tercer piso. La cuidadora llegaba tarde, la madre se tenía que ir a trabajar y decidió dejar a los pequeños de tres y cuatro años solos hasta que llegara la chica.

Y adivinen, a pesar de los gravísimos hechos la madre continúa con la custodia de los pequeños. Un hecho puntual dicen…la verdad es que esta ‘gente’ llamada ‘profesionales’ deberían ser juzgados y encarcelados, según la documentación que aportó OKDIARIO.

Pero nada, la mujer siguió con la custodia…hasta que los mate se ve…

Y este año, el niño pequeño (nacido justo cuando la madre denunció al padre por violencia de género), llega al colegio con dolores. Desde el centro se llama de urgencia al centro médico. Los profesores advierten al doctor de que la menor podría estar sufriendo malos tratos en su casa. Según el parte médico, el niño tiene una quemadura de segundo grado en el maleolo externo de la pierna izquierda. Tras preguntarle al menor, este afirma que se lo ha hecho su madre porque «no recogió y se enfadó».

La defensa del padre, que sigue sin poder ver a sus hijos maltratados, denuncia que a quemadura fue hecha con una hoja de un cuchillo tras calentarla hasta ponerla al rojo vivo. Por fin la madre pierde la custodia…pero no se la dan al padre. Queda a cargo del Equipo de Atención a la Infancia…

Esta es España hoy en día. Un país donde el hombre es maltratado a diario y nadie hace nada por remediarlo porque estamos en la era de la mujer empoderada. Femiperroflautas que odian al varón hetero, blanco y español por el simple hecho de envidiar lo que ellos tienen…y que al final pagan los platos rotos las pobres criaturas…esas criaturas que importan bien poco a nuestras autoridades por el simple hecho de que son menores y no tienen intereses para sus chiringuitos bien montados y subvencionados.

Ala, ahora que la feminista de turno denuncien la noticia. Seguiremos publicando y publicando hasta que se sepa toda la verdad.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad