jueves, mayo 23, 2024

Asamblea Regional de Murcia: Al descubierto las miserias de Vox y sus compinches

publicidad

Pordría interesarte...

Francisco Carrera y Juan José Liarte impugnan el Reglamento del Grupo Mixto por vulnerar la Constitución

Estaba cantado. Tarde o temprano las miserias salen a la luz. Francisco Carrera y Juan José Liarte, diputados de la Asamblea Regional pertenecientes al Grupo Mixto tras la disolución del G.P. Vox, acaban de impugnar el Reglamento del Grupo Mixto mediante acuerdo de dicho grupo que consta en el acta de 25/10/2022 del mismo, por ser contrario al Reglamento de la Asamblea, y vulnerar la Constitución, siendo por tanto nulo de pleno derecho.

cuartaedicion.com ha tenido acceso a los documentos expuestos en la Mesa de la Asamblea esta mañana donde Carrera y Liarte impugnan el ‘pacto’ que pone al servicio de Podemos al grupo Vox por obra y gracia de un propio compañero de dichos diputados, Pascual Salvador.

Argumentaciones:

Es competencia del Reglamento de la Asamblea “Decidir sobre la calificación, la admisión o no a trámite y la remisión al órgano que corresponda, de cuantos documentos o escritos de índole parlamentaria tengan entrada en la Cámara…”.

Por consiguiente, corresponde a la Mesa realizar el control de legalidad de todos los escritos de índole parlamentaria conforme al Reglamento. Dicho ésto, el Reglamento del Grupo Mixto precisa por desplegar su eficacia no sólo de la aprobación mayoritaria de sus miembros, sino de la aprobación de la Mesa de la Asamblea.

Por otro lado, dicho ‘acuerdo’ ha sido aprobado por cinco de los ocho diputados, vulnerando los principios de equidad y equilibrio en cuanto a los derechos de los diputados que lo integran, previsto en el Reglamento de la Asamblea.

Al mismo tiempo, Liarte y Carrera destacan en el tercer punto que el ‘nuevo’ Reglamento del Grupo Mixto que ha sido impugnado “ha sido acordado y aprobado por cinco de los ocho miembros que integran el GM, sin contar con los otros tres, asegurándose así la mayoría de votos del grupo, consistiendo el acuerdo alcanzado que se plasma en el Reglamento que impugnamos en un reparto de cargos y recursos económicos y de personal entre los cinco diputados que lo aprobaron en detrimento y menoscabo grave de los diputados procedentes del Grupo VOX, es decir el “reparto equilibrado” que prevé el art. 26.2 del Reglamento se ha realizado entre los cinco y no entre los ocho, sin tener en cuenta ni el equilibrio entre las distintas fuerzas políticas que lo integran ni el equilibrio entre todos los diputados miembros del grupo”.

Destacar la “gravedad” de la firma en el acuerdo de Pascual Salvador, compañero de los perjudicados en el pacto y de Mabel Campuzano, “que ha negociado exclusivamente para si mismo, consistiendo así el reparto equilibrado entre los cinco que cada uno de ellos individualmente pueda tener los mismos cargos y derechos económicos y de personal, en grave detrimento de los dicentes”.

En el Reglamento no se adopta un criterio uniforme a la hora de repartir cargos, derechos y recursos. Para unas cosas se ha optado por la antigüedad y para otras el orden alfabético. Todo, según convengan los intereses de los cinco que aprobaron el reglamento.

Viendo el informe de la impugnación, destaca “la falta de criterio objetivo e imparcial para designar cargos y derechos parlamentario, siendo evidente el reparto personal realizado a beneficio de los cinco diputados que han aprobado el reglamento sin criterio alguno”, y, por otro lado, “el injusto reparto de los recursos económicos y de personal que se realiza en el art.9, en el que de forma impúdica y a modo de “botín”, se reparten todos los recursos entre los cinco personalmente”.

En cuanto a empleados, destacar que de los cinco que corresponden en total al Grupo Mixto, se le asignan dos a CS y a Podemos, de las categorías y retribuciones más altas, quedándose el subgrupo Vox sólo con uno y de la categoría y retribución más baja. Y eso que es el más numeroso en cuanto a representantes que los integran (la mitad del total). Además, será Pascual Salvador quien designe dicho trabajador, lo que pone de manifiesto los intereses personales de la persona señalada, marginando y perjudicando al resto de compañeros…y dando el control a la Izquierda, mostrando una falta de respeto a los votantes de Vox.

“El reparto de los fondos económicos es quizás donde de forma más evidente se pone de manifiesto que se ha seguido el criterio de beneficio personal de los cinco firmantes para repartirse los fondos. (Art. 9)”, se puede leer en el documento de la impugnación llevado a la Mesa de la Asamblea por parte de Liarte y Carrera.

El reparto no obedece a criterio alguno. De forma asombrosa e inexplicable al subgrupo VOX le corresponde la menor asignación de recursos a pesar de tiene el doble de miembros (cuatro) que los otros dos subgrupos y a CS la mayor, a pesar de que tiene los mismos Diputados que CS (dos)afirmándose que Podemos está de acuerdo en esta diferencia en su perjuicio, ignoramos por qué, es precisamente Podemos el que tiene que estar de acuerdo en esta diferencia y no VOX, que es el gran perjudicado.

La explicación de este surrealista acuerdo viene a continuación, donde los cinco acuerdan específicamente el reparto de fondos, previamente asignados al “subgrupo” VOX (9.680,27 €) . Así, a efectos del reparto de fondos, el subgrupo VOX se divide a su vez dividiéndolo en otros dos “subgrupos” con dos cuentas diferenciadas:

– Uno integrado por Pascual Salvador y Mabel Campuzano que recibiría la mitad de la asignación al subgrupo VOX, 4.840,13 €

– Otro integrado por Carrera y Liarte que recibiría la misma asignación 4.840,13 €.

Para más inri, “La diputada Mabel Campuzano renuncia a la asignación del grupo parlamentario Mixto en favor de Pascual Salvador”, a modo de regalo o donación. Con ello, Pascual Salvador tendría de facto el doble de fondos que Carrera y Liarte, a pesar de una aparente división igualitaria de los fondos asignados al subgrupo VOX…

Un sin fin de disparates contrarios al Reglamento de la Asamblea. Maniobras buscando el interés personal y bloqueando toda acción que puedan y, que por su papel tienen todo el derecho, los diputados Francisco Carrera y Juan José Liarte.

Pascual Salvador, por lo declarado en este documento de impugnación, además de perjudicar a sus compañeros, ha beneficiado de manera incomprensible a los responsables de Cs y Podemos, siendo Pascual Salvador, supuestamente, el único diputado ‘fiel’ a las siglas de Vox. Surrealista de verdad.

Respecto a Mabel Campuzano, no resulta clara su participación en dicho acuerdo, aunque ha renunciado a su asignación en favor de Pascual Salvador…dos más dos igual a cuatro…

Por todo ello, Francisco Carrera y Juan José Liarte han solicitado a la Mesa que “se acuerde la nulidad del Reglamento del Grupo Mixto por vulnerar y ser disconforme con el Reglamento de la Asamblea y de acuerdo a lo establecido en el artículo 26.2, acuerde su devolución al Grupo Mixto a fin de que realicen las modificaciones pertinentes en el Reglamento presentado de forma que se garantice el reparto de los derechos y recursos que le corresponden al grupo, de forma equilibrada y equitativa entre todos sus miembros y fuerzas políticas que lo integran”.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad