domingo, mayo 19, 2024

La multiculturalidad, sus costumbres sexuales y la ley del ‘sólo sí es sí’: cuatro años de cárcel para un maliense que atacó brutalmente a una prostituta en Sevilla

publicidad

Pordría interesarte...

Sólo cuatro años de cárcel y una ‘multita’ de seis mil euros que no pagará

Este periodista que escribe…por informar de una posible negligencia médica, fue condenado a casi lo mismo. Como verán, agredir sexualmente sale muy barato en España, más aún si eres extranjero.

La Audiencia de Sevilla ha condenado a un varón a cuatro años de cárcel, por un delito de agresión sexual cometido sobre una mujer que estaba ejerciendo la prostitución y a cuyos servicios recurrió, para después agarrarla “de forma violenta” arrojándola al suelo, donde la inmovilizó, le tapó la boca y “le bajó los pantalones y ropa interior, consiguiendo de este modo penetrarla por la vagina”.

El responsable de tales agresiones, un maliense, Bonsa T., cerca de cumplir entonces 21 años. El 25 de septiembre de 2021 este individuo, cerca de la una de la madrugada se acercó a una prostituta en una calle de Sevilla. Tras llegar a un acuerdo, ambos se alejaron a un descampado donde el responsable, de forma más que violenta, tiró a la mujer al suelo agarrándola por las rodillas, le golpeó la cabeza, se sentó encima, le tapó la boca, la desnudó y la violó.

La víctima, en un momento dado y tras forcejear durante mucho tiempo, consiguió zafarse de su agresor y llamar a la Policía, momento que aprovechó el ‘extranjero’ para huir.

Cuando las autoridades llegaron al lugar de los hechos se encontraron a una mujer totalmente ida, herida y semidesnuda.

Por suerte, Bonsa T fue localizado poco después, con las bragas de su víctima en el bolsillo de su chaqueta, por lo que fue detenido.

En ese sentido, y conforme a la Ley Orgánica 10/2022 de garantía integral de la libertad sexual, popularmente conocida como ley del “sólo sí es sí”; la Sección Cuarta de la Audiencia, de conformidad entre las partes, condena al inculpado a cuatro años de prisión como autor de un delito de agresión sexual, a nueve años de prohibición de acercarse a la víctima o comunicarse con ella, siete años de libertad vigilada post penitenciaria y a abonar una indemnización de 6.000 euros en favor de la mujer.

Lo dicho, demasiado barato sale hundir la vida de una persona. Y tendré que tener cuidado con lo que escribo. Seguramente escribir estas palabras tenga más condena que violar a una pobre mujer…y más si eres extranjero…



Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad