sábado, mayo 18, 2024

Ingresan en prisión los dos jugadores del Arandina condenados a 9 años por supuesta agresión sexual a una menor

publicidad

Pordría interesarte...

Sería un año más de condena sin la ley del ‘solo sí es sí’

Los dos exjugadores de la Arandina condenados por agresión sexual a una menor de 15 años en 2017 han ingresado en la prisión de Lugo para cumplir una condena de 9 años de cárcel, han informado a Efe fuentes del caso.

En un principio, la Audiencia de Burgos condenó a un total de 38 años de cárcel -una sentencia desproporcionada- a cada uno de los tres exjugadores de la Arandina Club de Fútbol -Carlos Cuadrado “Lucho”, Víctor Rodríguez “Viti” y Raúl Calvo- por la agresión sexual a una menor el 24 noviembre de 2017.

Sin embargo, al revisar la sentencia, el Tribunal Superior de Justicia de Cadtilla y León absolvió a Calvo y rebajó la condena a Cuadrado a cuatro años de cárcel y a Rodríguez a tres años al calificar los hechos de abuso sexual y no de agresión, al no haber intimidación.

En 2022 nuevamente el Tribunal Supremo volvió a revisar el caso y aumentó la condena, en este caso por agresión sexual, a un total de nueve años de cárcel a cada uno de los condenados, un año menos de lo que les habría correspondido antes de la entrada en vigor de la llamada ley del solo sí es sí.

En definitiva, un auténtico circo, político y mediático incluido, que hubiese sido muy diferente si los responsables de tal delito hubiesen sido de otra nacionalidad, o hubiesen tenido unos cuantos años menos.

Ojo, porque con esto no estamos defendiendo a estos futbolistas sin dos dedos de frente, pero queda claro que la ley es muy dispar, y entran muchos factores en ello.

Como pueden comprobar, matar y violar sale más barato que otras actitudes en este país.

Ahora, Carlos Cuadrado ‘Lucho’ y Víctor Rodríguez ‘Viti’ han decidido no agotar el plazo dado por la Audiencia provincial de Burgos para su ingreso en prisión y han determinado hacerlo de forma voluntaria en la cárcel de Lugo, donde se encuentran desde el pasado viernes, 21 de abril.

Los hechos que dieron lugar a la condena se produjeron en noviembre de 2017 cuando una adolescente subió al piso que estos compartían en Aranda de Duero, donde jugaban en el club de fútbol local, la Arandina.

El padre denunció los hechos veinte días después. El juez decretó el ingreso en prisión de manera provisional -luego tenemos a pederastas y asesinos en la calle- de los tres futbolistas por agresión sexual, a lo que se sumaba en el caso de uno de ellos, el más joven, la acusación de haber mantenido después una relación sexual con la menor en otra habitación de la vivienda.

En fin, no haremos más comentarios al respecto que nos pueden sancionar y tachar de…pero esto es otro caso político, como ocurrió con la manada de los San Fermines… el resto de manadas caen en el olvido…

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad